Esperanto, joyería made in Extremadura

Pocas joyas hay que reúnan tantas bondades, Esperanto Jewelry es una de ellas, hablamos con Isabella, fundadora de la marca, para entender la esencia de piezas que representan la diversidad, el feminismo, el diseño y el talento. Conocemos también a Emilio, la otra parte de este proyecto; con este equipo de dos, pareja y emprendedores, descubrimos las claves para sumergirnos en la tendencia minimalista que se impone, ¿estás preparado para pertenecer al universo Esperanto?

  1. ¿Cómo surge Esperanto?

Surge de nuestra naturaleza, que es inquieta y creadora. De nuestro disfrute con la moda y de las ganas de entregarnos juntos a un proyecto que reuniese lo mejor de ambos profesionalmente: la fotografía, la comunicación y la experiencia anterior en moda y en venta online. Porque Emilio (la otra mitad de Esperanto Jewelry) y yo, además de fundadores de esperantojewelry.com, somos pareja.

 

  1. ¿Quién compone Esperanto?

En Esperanto trabajamos Emilio y yo. Emilio es el diseñador de las joyas, el director de arte y el fotógrafo de Esperanto Jewelry. Todo lo que es bonito, viene de su mano.

Yo estoy al cargo de la comunicación, la estrategia y el marketing.

Indirectamente o de forma intermitente, en Esperanto Jewelry contamos con la ayuda de modeladores 3D, con nuestro equipo de mensajería que trabaja para que los pedidos estén en menos de 24 horas en cualquier punto de la Península, un profesional que nos supervisa el SEO desde Berlín, nuestra responsable de producto y todo el equipo de fabricación que hacen realidad nuestro sueños y velan por uno de nuestros valores fundamentales: fabricación 100% en España.

Isabella Esperanto Jewelry

 

  1. ¿Cuál es el objetivo de Esperanto? y ¿cuál es su público?

Nuestro objetivo es que Esperanto Jewelry sea una marca de joyería de referencia nacional.  Que nuestros valores y compromisos con la diversidad, con el feminismo, con la comunidad LGTBI, con el diseño y el talento patrio… ayuden a construir un mundo mejor y más justo para todos. Al final, Esperanto es mucho más que joyas. Y ahí es donde reside nuestra verdadera razón de ser.

 

  1. La esencia de vuestras piezas reside en el minimalismo ¿por qué este estilo?

Es una tendencia mundial que está imperando ya no solo en la estética si no en el estilo de vida.  Personalmente nos gusta, nos representa y nos hace sentir cómodos. Diseñamos lo que nos sale y el resultado es que nos salen piezas sencillas, minimalistas, funcionales, cómodas y muy ponibles pero nuestro sello personal hace que no sean joyas comunes. Tienen estilo propio.

Pendiente Esperanto

 

  1. ¿Qué inspira a Esperanto?

El proceso es muy visceral: lo que nos sale. Nosotros somos Esperanto y Esperanto es nosotros. Y esto supone que nuestra esencia, nuestro sello, esté muy ligado a nuestra persona. Nos damos permiso para todo. Primero, lo que nos apetecería hacer y ya en segundo lugar, la tendencia. Estamos al tanto de la actualidad en moda, observamos con curiosidad otras marcas y diseñadores pero no seguimos ‘lo último’ por el hecho de que sean ‘lo nuevo’. Esto es pasajero, nosotros queremos representar la esencia de la mujer Esperanto, que cambia, evoluciona pero ‘no se vende’.

Hay algo que me atrae especialmente y son las tendencias del pasado. Revisitar, por ejemplo, los años 80 con una visión actual y con nuestro estilo. Este es uno de los ‘ejercicios’ de inspiración que más practico, que más me gustan y que más despierta mi creatividad.

 

  1. ¿Qué supone tener una joya Esperanto?

La joyería es estatus, esto no es nada nuevo. Esa es la historia de la joyería y la causa de su nacimiento.

Actualmente, el acceso a las joyas se ha ‘democratizado’ con marcas como la nuestra que apuestan por la calidad y fabrican en cifras de exclusividad. Por esto, tener una joya Esperanto es tener una joya de verdad, duradera pero que no es un gran inversión. Puedes regalártela a ti misma por moda pero también para invertir en un joyero que te acompañe siempre y que forme parte de tu historia, de tus recuerdos.

Esperanto Jewelry es ‘lujo asequible’, esta nueva definición del lujo que tanto tiene que ver con la mujer contemporánea.

Colgante Esperanto

 

  1. ¿Dirías que representa a la mujer de hoy en día?

Sí, por supuesto. Nuestras #EsperantoGirls son mujeres extraordinarias para quienes el interés en la moda va más allá de lo estético: es su modo de expresión.

Sinceras, estilosas, arriesgadas, decididas y fieles a sí mismas.

También sé que a la mujer Esperanto no le gusta llevar las mismas cosas que al resto. Quieren salirse la norma. Y eso es positivo, porque las personas que rompen moldes hacen  este mundo más apasionante.

 

  1. ¿Habéis pensado en montar vuestra propia tienda física?

Sí, ¡claro! Creo que esto es muy común cuando creas una marca, por ese romanticismo del mostrador, del público que entra a tu sitio… Pero a día de hoy, quizá esto ya tenga mucho más de romántico que de necesario. En esta época lo que realmente se ha hecho imprescindible es el apartado online.

No entra en nuestros planes a medio plazo pero quién sabe… Sí que me gustaría y es cierto que aunar online y tienda física es una apuesta con muchos puntos a favor.

 

  1. Sabemos que vuestras piezas se venden en otras tiendas, Dorado Vintage es una de ellas, ¿cuál es la esencia de tener una tienda en el Casco Antiguo?

¡Hay mucho romanticismo también en los tenderos del Casco! La historia de sus calles, su estética, el entorno y los vecinos del Casco… Es realmente especial.

Hay tiendas como Dorado Vintage que hacen una apuesta grande por el diseño en general y por su ciudad en particular. Siempre lo digo: hay más patria en esto que en cualquier bandera. Sería ‘fácil’ apostar por otros barrios, incluso otras ciudades…

Pero esta pasión es un estilo de vida… Sara, la propietaria de Dorado, es una gran tendera, con sobradas capacidades para hacer que su tienda se convierta en uno de esos espacios que hacen historia dentro de su ciudad.

Anillo Esperanto Jewelry

 

  1. ¿Cómo potenciarías el Casco Antiguo?

El Casco está viviendo, a mi parecer, sus grandes años en cuanto a hostelería se refiere. Disfrutamos de bares con decoraciones y platos a la altura de las grandes ciudades. Sé de buena tinta que ese es el fruto del riesgo de los que fueron por delante, apostando por una forma distinta de salir a comer y a cenar con amigos…

Al Casco ahora le hace falta esa misma regeneración en su parte comercial. Quizá habría que darse un paseo para preguntar a propietarios y cocineros su secreto…

 

  1. ¿Qué os gusta del Casco Antiguo?

Me gustan sus calles, sus monumentos, la historia que se respira… Me gusta su toque decadente pero me gusta aún más el trabajo de años y años para hacer de esta parte de la ciudad un precioso lugar por el que pasear, un gran barrio para comer y el mejor sitio para brindar con amigos.

Más información sobre Barrio Alto

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *